Maestros ambulantes, ¨… cuerpos misioneros y promotores de una campaña de ternura y de ciencia¨


Escrito por Madelín Ricardo Téllez. Así, refiere José Martí a los maestros ambulantes en el artículo escrito con este mismo título en agosto de 1884, para la Revista Científica y Literaria de Santo Domingo, declara: maestros ambulantes como cuerpo de maestros misioneros y promotores de una campaña de ternura y de ciencia.

Las cualidades y funciones desde el criterio martiano se expresan en: revelar, explicar, responder, observar y demostrar. Desde una óptica humanista e interpretadas en estas expresiones en un lenguaje moderno, expresan una filosofía del quehacer pedagógico y clarifican la labor del maestro, no solo en el sentido del conocimiento que debe impartir a sus alumnos, sino su implicación en la formación de valores, actitudes en la vida de la familia, del propio alumno y de la comunidad.

En Cuba se institucionalizan los maestros ambulantes en el mes de enero del año 1985, para la atención pedagógica en el hogar de los niños, adolescentes y jóvenes que, por presentar limitaciones o impedimentos físicos o motores de diferente naturaleza y gravedad, no pueden asistir a las instituciones escolares.

En 1986, inicia esta experiencia en la Escuela Especial ¨Frank País García¨ que aún se lleva a la práctica, específicamente en el Cerro de Caisimú y Managua, pertenecientes al municipio Manatí y que representa matrícula del centro de educación especial. Mantener la escolarización en estos niños es la tarea primordial a desarrollar como medio específico de formación, desarrollo y socialización, para que no ocurra una separación de su ambiente de convivencia cotidiano; para que no exista un paréntesis en la formación educativa. Por lo que los docentes, se preparan para este tratamiento especializado y así compensar el defecto de estos niños y que en un futuro sean independientes cuando no exista el apoyo de sus familias.

La práctica de esta atención ha sido uno de los logros de la Educación Especial en Cuba para dar respuesta a la diversidad de necesidades.

La labor del maestro ambulante , calificada por muchos con la frase martiana ¨ una obra de infinito amor ¨, es maravillosa porque llega a ser como un familiar del niño y de los padres quienes ven en él un gran apoyo en varios sentidos: pedagógico, social y médico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s